Las cifras que demuestran que hacer SEO hoy es más difícil que nunca: Google hace 3.200 ajustes en un año

 

El buscador está siempre ajustando sus algoritmos y lo hace más frecuentemente que una década atrás.

Todo ello hace que la estrategia de SEO siga siendo crucial y decisiva y que los marketeros sigan apostando por ello. También implica que los responsables de marketing tengan que estar todo el tiempo alerta para comprender cómo cambian las cosas y qué son los elementos clave para lograr posicionarse de la mejor manera. Y eso supone, ahora mismo, mucho más trabajo del que lo suponía años atrás.

No es esta una afirmación casual, aunque el hecho de que los marketeros tengan que asumir cada vez más responsabilidades y más áreas de trabajo podría hacer ya que se asumiese de entrada que cualquier trabajo que tengan que desempeñar será más complicado.

Lo cierto es, sin embargo, que trabajar la estrategia de SEO requiere más dedicación y más trabajo ahora mismo porque, simplemente, Google está poniendo las cosas más difíciles. Los cambios que hace en las reglas del juego y los ajustes que realiza en su algoritmo de búsquedas son ahora más, en volumen, de los que eran años atrás.

 

3.200 ajustes en un año

No hay más que fijarse en los últimos datos sobre búsquedas y sobre las decisiones que Google ha realizado. Google acaba de señalar que solo en 2018 realizó 3.200 cambios en su sistema de búsquedas. «Nuestros algoritmos de búsqueda son ecuaciones matemáticas complejas que se basan en cientos de variables y solo el año pasado hicimos más de 3.200 cambios en nuestro sistema», apunta Google.

Según explica en el post en su blog (en el que este dato es solo una curiosidad que apunta en párrafo, en un texto más general sobre búsquedas), esos cambios son en ocasiones visibles (como «nuevas características») y otras son simplemente ajustes invisibles que buscan que los resultados sigan siendo relevantes. «Y algunos son mejoras basadas en problemas que hemos identificado», añaden, reconociendo que esos cambios no implican que los problemas se corrijan rápido y que necesitan tiempo para hacerlo.

La cifra es, sin embargo, más que una curiosidad, porque demuestra que los marketeros tienen que enfrentarse ahora a un mercado más complejo que tiempo atrás.

 

Más ajustes que nunca

Como recuerdan en SearchEngineLand, echando mano de los datos de cambios que tienen para otro año, Google ha acelerado en hacer cambios. En 2009, Google hacía unos 350 a 400 cambios al año en su sistema de búsquedas. No solo casi ha multiplicado por 10 la cantidad de cambios realizados, sino que está en una suerte de constante ajustamiento.

El dato importa porque todos esos cambios impactan de una manera o de otra en la estrategia de SEO. Como recuerdan en el medio estadounidense, estas cifras demuestran que la estrategia de SEO no puede ser un trabajo de quedarse de manos cruzadas. Requiere un trabajo tan constante como el ritmo de cambios que Google realiza.

Esto es, los marketeros tienen que estar todo el tiempo encima de su estrategia de SEO y no pueden permitirse dejar caer sus barreras nunca. Hay que trabajar de forma constante y recurrente y hay que estar siempre atento a cómo se están reajustando las cosas. Lo que hoy ocurre no necesariamente será lo que ocurre mañana.

Call Now ButtonLlamar Catch